Cerraduras RFID

Dentro del extenso uso de las cerraduras electrónicas, notamos que las cerraduras RFID se están empleando muchísimo. A continuación, describiremos todo lo asociado a este tipo de cerradura, para que decidas si te conviene.

¿Qué es RFID?

Es necesario saber el significado de las siglas RFID, provienen del inglés Radio Frecuency Identification, que traducido es identificación por radiofrecuencia. Este mecanismo identifica sin el contacto de la persona, vehículo o cosas.

¿Cómo opera la tecnología RFID?

Opera en forma sencilla. El lector proyectará una pregunta mediante radiofrecuencia al chip que se encuentra insertado en el RFID. Este envía la respuesta al lector, revelando que se trata de una persona, vehículo o cosa, con autorización de entrada. En ese instante, la identificación será avalada. Es un método muy eficiente y seguro.

Para obtener alta seguridad, la clave es única. Para que el proceso de identificación sea eficiente cada aparato debe poseer antena de radio frecuencia. La antena se escogerá según la banda utilizada, el rango de frecuencia utilizado en este sistema es variable, por ejemplo, la de 125 kHz es la más empleada en tarjetas de mucho tiempo atrás, mientras que en la actualidad estas emplean 13.56 MHz, de esta manera se ha logrado mejorar la seguridad, y tiene la opción de guardar muchos datos más, para luego transferirlo de forma rápida.

¿Qué significan los tags en RFID?

Son etiquetas que contienen chip y antena, que logran identificar por contacto a través del lector. Este chip posee un ID exclusivo. Mediante esta identificación, ninguna otra persona falsificará la tarjeta, aumentando la seguridad de este mecanismo.

Conozcamos los 3 distintos tipos de tags de RFID

Tag RFID pasiva

El beneficio de esta es que no requiere de alimentación interna. El chip se integra a la radiofrecuencia del lector, y la antena ejecuta la identificación al contactar al lector.

Tag RFID activas

La alimentación es interna, gracias a una pequeña batería dentro del aparato, lo que logrará una comunicación amplia, esto indica que así esté lejos la persona será claramente identificada. Otra ventaja es que no hará falta estar tan cerca para poder identificarse. Además, se pueden intercambiar bastantes datos, por lo que podemos afirmar que es un mecanismo bastante seguro y su uso se está extendiendo. Se puede decir que este sistema está superando al pasivo.

Tag RFID semipasivos

La etiqueta posee alimentación interna. La alimentación se envía al chip y no a la antena.

Los tags varían en tamaños y formas. Algunas veces están integrados en tarjetas o botones. Para etiquetas en animales, se insertan debajo de la piel

¿Qué son las cerraduras RFID?

Son aquellas que se basan en la tecnología de radiofrecuencia para dejar pasar o no a la persona, vehículo o cosas.

A través del traslado de identidad por radiofrecuencia, basta con que solo se acerque la persona autorizada a la puerta para lograr su apertura. Si por el contrario de persona no está autorizada, aunque se acerque a la puerta no se logrará su apertura.

Las cerraduras RFID pasivas son empleadas con frecuencia en los edificios, específicamente en oficinas, hoteles, entre otros. Son muy prácticas ya que evitan cargar la llave y dan óptimos resultados.

Mientras que las cerraduras RFID activas, comúnmente se emplean en parkings. Gracias a su gran capacidad de comunicación, se apertura la puerta al detectar presencia de vehículo autorizado. Es una especie de reemplazo al modo tradicional de apertura en una puerta de garaje.

Ventajas de las cerraduras RFID

En la actualidad las cerraduras que operan con frecuencia 13.56 MHz, presentan alta seguridad. Por ello cada vez se incrementa más la demanda de estas, sobre todo en caso de empresas. Presentan mucha comodidad porque evitan cargar la llave en mano, si cuentas con la clave, bastará con girar la manilla. Son de fácil instalación, hasta tú mismo puedes instalarla, siempre que poseas mínimos conocimientos de cerrajería, aunque siempre recomendamos que lo haga un experto para no correr riesgos de inseguridad.

Otra ventaja de este tipo de cerraduras es que no emplea relés ni redes eléctricas, y son compatibles con cualquier tipo de cerradura, entonces una puerta con cerradura sencilla, se puede transformar a una con sistema RFID.

Se logrará la apertura de varias puertas con una sola tarjeta, con solo autorizar acceso en cada cerradura, el mecanismo operará sin dificultad. Esto representa comodidad al evitarse cargar muchas llaves.

Otro beneficio es el uso de baterías en cerraduras, ya que su vida útil es extremadamente larga, se estima que aproximadamente pueden durar más de un par de años, lo que se traduce a miles de entradas.

Finalmente, si requieres incrementar tu seguridad o la de tu empresa no dudes en instalar este tipo de cerradura, que te brinda acceso automático evitándote el uso de llaves convencionales, que muchas veces se pierden. Cada día son más los que quieren innovar con este tipo de tecnología digital. Los métodos digitales han superado en seguridad a los tradicionales, de allí la gran demanda que presentan actualmente.